El viaje del alma

El alma no tiene raza, no tiene religión, solo conoce el Amor y la Compasión.
Todos somos seres divinos, hace miles de años que lo sabemos, pero nos hemos olvidado y,
para volver a casa tenemos que recordar el camino. BRIAN WEISS




jueves, 19 de mayo de 2016

Vivir sin amor, vivir con miedo

PERLAS PARA EL ALMA



Queremos poder, queremos gloria, queremos riquezas, pero tenemos mal enfocado nuestro objetivo, porque queremos conseguirlo a costa de nuestros hermanos, explotándoles a ellos, robándoles, maltratándoles, engañándoles. Hay que variar ciento ochenta grados la mira y apuntar al corazón, a nuestro corazón, y dispararle sus propios dardos, que no son otra cosa que amor.


Mientras no se cambie el punto de mira no sólo no viviremos en el Amor, sino que ni tan siquiera sabremos de que nos están hablando. Es seguro que los que se han erigido en “jueces del mundo”, en “críticos intolerantes”, en “perfeccionistas de los demás”, desprecian cualquier idea o creencia que no sea coincidente con la suya propia. Esa es una manifestación más de la falta de Amor y de la sobredosis de miedo que arrastran, porque de la misma manera que la oscuridad es falta de luz, la falta de Amor provoca miedo. Miedo a que otros sean mejor que él, miedo a que le quiten la razón, miedo a que le engañen, miedo al ridículo, miedo a lo que puedan pensar los demás, miedo a perder lo que ha conseguido, miedo a la muerte, miedo a la vida. Aunque pudiera parecer lo contrario, no se valora a sí mismo, por eso es imposible que conozca la valía de los demás, y tampoco se respeta, razón por la cual maltrata, en alguna de sus formas, a todo el mundo. Camina por el mundo aterrado, tratando de ver entre las sombras, para preservar su integridad. Vivir así es no vivir, y no vive porque no sabe de Amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario