El viaje del alma

El alma no tiene raza, no tiene religión, solo conoce el Amor y la Compasión.
Todos somos seres divinos, hace miles de años que lo sabemos, pero nos hemos olvidado y,
para volver a casa tenemos que recordar el camino. BRIAN WEISS




jueves, 23 de julio de 2015

Mensajes del otro lado


            Ustedes creen que ante el sufrimiento de otro ser humano, y más si ese ser humano tiene algún vínculo familiar o de amistad con ustedes, lo que se ha de hacer es acompañar en el sufrimiento a esa persona. Hasta aquí es correcto, con matices, ya que se ha de acompañar en el sufrimiento a cualquier otro ser humano, y no solamente cuando existe algún tipo de vínculo, se ha de acompañar siempre, con vínculo o sin él, la incorrección estriba en la creencia de que la mejor manera de acompañar al que sufre es sufriendo con él, y consolarle en su sufrimiento desde el propio sufrimiento. Creen que cualquier otra cosa que no sea sufrir con el que sufre es egoísmo, es deshumanizado.
            Este es un error común en todos los seres humanos, es un tremendo error. Si, se ha de acompañar al que sufre, se ha de consolar al que sufre, pero no se ha de consolar desde el sufrimiento, se ha de acompañar y consolar desde el Amor.
 
            ¿Se imaginan ustedes si los que estamos acompañándoles desde el otro lado de la vida sufriéramos con el sufrimiento de cada uno de ustedes?, ¿Se imaginan ustedes a Dios sufriendo? Dios solo Ama, y todos los que estamos a este otro lado también, solo amamos. Y es desde nuestro infinito Amor hacia ustedes que esperamos que nuestra inspiración les llegue para que comprendan la inutilidad de su sufrimiento.
            Necesitan el sufrimiento para crecer, ya que si todo les va bien no aprenden, y están dentro de un cuerpo, única y exclusivamente para aprender, pero no es necesario que se regodeen en ese sufrimiento. Si la razón del sufrimiento acaece en un instante, no necesitan mantener en su mente el recuerdo de ese dolor, porque lo único que consiguen es más dolor, y el sufrimiento acaecido en un instante no es para que ustedes acumulen dolor y sufrimiento inútil, es para reajustar su vida desde ese sufrimiento con la nueva lección aprendida, porque ¿Para qué mantener el sufrimiento?, además de inútil es muy monótono, imaginen ustedes que para aprender una lección, sus profesores les repiten lo mismo una y otra vez, así un día tras otro. Es lo que hacen ustedes.
            Cada momento de sufrimiento es, para ustedes, una nueva oportunidad para aprender a amar, nada más, no la desaprovechen.
            Escuchen a sus hermanos, a todos aquellos que habiendo recibido y aceptado nuestro hálito de amor han levantado su brazo con una luz en la mano para indicarles cuál es el camino, y alumbrar, sobre todo, en esos momentos en los que ustedes con su sufrimiento se adentran voluntariamente en un túnel de tinieblas. Escúchenles cuando les dicen que han de realizar un viaje, el viaje más corto, pero más importante de su vida, el viaje que les va a llevar desde la mente al corazón, el viaje que les va a permitir dejar de pensar en su dolor, el viaje que les va a permitir aprender a amar.
            Escúchenles, realicen ese viaje y amen, sufrir no les sirve de nada.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario